HOLA

NUEVO: ÍNDICE DE RECETAS

Hola, bienvenid@ a mi blog, pasa, en este blog de recetas seguro que encontrarás alguna que te interese. Me alegraría te sintieses cómod@ en él. Adelante, es todo tuyo.

Mostrando entradas con la etiqueta Revueltos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Revueltos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 1 de febrero de 2017

Revuelto de ibéricos y patatas

Ayer fui a la relojería a recoger un trabajo que tenía encargado. El relojero no estaba. Apareció enseguida. Se encontraba en un restaurante que hay frente a su establecimiento. Me explicó que el cocinero le había llamado para que viese un plato que estaba preparando. Como yo soy un apasionado de la cocina, suelo interesarme por cualquier receta que me parezca nueva, así que le pregunté que de qué se trataba y, ante mi interés, el me explicó de qué iba la cosa. La receta llevaba lo que en “ingredientes” voy a poner. Me pareció que debía probar a hacerla  y, ni corto ni perezoso en cuanto tuve un ratito de lugar, la puse en práctica. Te pongo en antecedentes de que, a pesar de tratarse de un revuelto, que por lo común suelen ser platos bastante suaves, este no lo es. Se trata de un plato contundente, de los que se suelen comer en invierno cuando el frío aprieta. A los ingredientes que el relojero me contó que la receta llevaba, yo le añadí lascas de jamón serrano que, quiera que no, algo la enriquece.  

       INGREDIENTES (Para 4  personas)  

  • 1 cebolla
  • 2 patatas
  • ½ morcilla
  • 1 chorizo
  • Unas lonchas de jamón
  • 2 huevos  



ELABORACIÓN
  1. Corta la cebolla en juliana y ponla a pochar con algo de sal.
  2. Mientras se pocha la cebolla corta las patatas en lonchas de unos 3 milímetros y ponlas a freír en otra sartén  a fuego suave.
  3. Corta la morcilla y el chorizo en lonchas finas.
  4. Corta lascas de jamón.
  5. Una vez la cebolla esté pochada le añades los demás ingredientes y le das unas vueltas.
  6. Bates los huevos y los añades a lo que ya has preparado mezclando todo.
  7. Prueba de sal.



martes, 17 de noviembre de 2015

Revuelto de calabacín y gambas

El calabacín, como por otro lado cualquier verdura, posee una innumerable serie de propiedades todas ellas harto beneficiosa para nuestra salud.
De las vitaminas que posee la más importante es la vitamina C. También posee vitaminas E, B1, B2, B3 y B6. Potasio, magnesio, sodio, yodo, hierro, calcio y fósforo. En definitiva, y sin querer ahondar más en los beneficios de esta verdura que, por otro lado, corresponde a tratados más específicos sobres estas materias yo me limito, si acaso, a hablar de sus cualidades gastronómicas. (Si quieres saber más sobre el calabacín deberás entrar en este enlace)  
Su textura es  suave, fino al paladar y agradable de degustar.
Puedes prepararlo de diferentes maneras: frito, hervido, ligeramente cocido con bechamel y gratinado, en tortilla y en revuelto con huevos tal y como te explico en la siguiente receta.
Mi consejo es escogerlos no demasiado grandes, suelen ser más duros. Que su piel sea brillante y sin ninguna mancha.  Debe pesar con relación a su tamaño, de otra forma es señal de que su pulpa no es compacta.
Y aquí tienes la receta de estos calabacines revueltos con huevo y gambas.


 AVIOS (Para 4 personas)  


ü  2 calabacines medianos
ü  4 huevos
ü  1 puñado de gambas peladas
ü  ½ cucharadita de comino
ü  Aceite de oliva
ü  Sal


  ASÍ SE HACE
  1. Lava los calabacines y córtalos en rodajas. No es necesario quitarles la piel.
  2. Sálalos y ponles el comino.
  3. En el aceite que previamente deberás haber puesto a calentar a fuego medio los pones a freír.
  4. Mientras se están friendo bates los huevos.
  5. Cuando veas que están tiernos los apartas valiéndote de una espumadera.
  6. Quita todo el aceite de la sartén.
  7. Los vuelves a la sartén e incorpora los huevos y las gambas mezclando.
  8. En cinco minutos tu revuelto de calabacín y gambas estará listo para ser servido.
Truco: Los revueltos salen más buenos si no batimos los huevos completamente.

sábado, 14 de junio de 2014

Revuelto de espárragos, jamón serrano y gambas


        Los revueltos son por lo general exquisitas recetas que vienen muy bien como segundos platos e incluso son, a mi entender, perfectos para una cena. Vamos, que no son platos contundentes como sería por ejemplo un puchero. Yo suelo hacer algún que otro revuelto para cenar. Este que aquí os pongo es el que he hecho esta noche a petición de la familia. Unas gambitas que tenía congeladas, un manojito de espárragos verdes, un par de huevos ”et voila”. Cena resuelta.




    (Dificultad: baja)
 INGREDIENTES (Para 4 personas)

2 manojos de espárragos
¼ Kg. de gambas
4 huevos
2 dientes de ajo
Aceite
Sal


Espárragos trigueros

                                                   

La gambas

ELABORACIÓN


 1.      Después de lavar los espárragos, rómpelos en trocitos de, aproximadamente, un centímetro valiéndote solamente de las manos. Empieza a partirlos desde la yema y deja de hacerlo cuando notes una ligera resistencia. (Es la parte dura del espárrago que has de desechar).
2.       Se ponen a hervir en agua con sal durante 10 minutos.
3.       Mientras están hirviendo puedes ir pelando las gambas y cortando el jamón.
4.       Una vez se han hervido se apartan.
5.   Pon a freír los ajos picaditos y, una vez fritos vuelcas sobre ellos los espárragos el jamón y las gambas.
6.       Les das unas vueltas y en seguida viertes sobre ellos los huevos batidos.
7.       Déjalos hacerse juntos unos minutos.
  1. Truco: Los revueltos salen más buenos si no batimos los huevos del todo.






             

domingo, 20 de abril de 2014

Revuelto de ajos tiernos y gambas


Un revuelto, por no ser una comida digamos, fuerte, es ideal para una cena ligera. Yo suelo hacerlo a menudo  para eso, para cenar. La textura de los ajos tiernos, junto con el huevo,  dan a este revuelto un sabor muy especial.

(Dificultad: baja)
 INGREDIENTES (Para 4 comensales)


2 manojos de ajos tiernos
250 gr. de gambas
4 huevos
Perejil picado
Aceite
Sal






 ELABORACIÓN
  1. Pela las gambas y resérvalas. 
  2. Bate los huevos y déjalos también de lado. 
  3. Pica los ajos tiernos en trozos no demasiado pequeños y fríelos en el aceite que previamente deberás haber puesto a calentar. 
  4. Cuando estén dorados, añádele las gambas y el perejil picado. 
  5. Le  das unas vueltas, quita casi todo el aceite, pones la sal y, acto seguido, vierte los huevos batidos que se mezclarán con las gambas y el ajo. 
Truco: Los revueltos salen más buenos si batimos los huevos solamente un poco.