HOLA

NUEVO: ÍNDICE DE RECETAS

Hola, bienvenid@ a mi blog, pasa, en este blog de recetas seguro que encontrarás alguna que te interese. Me alegraría te sintieses cómod@ en él. Adelante, es todo tuyo.

Varios



 Champiñones rellenos de jamón  serrano



Esta mañana una vez más me preguntaba qué hacer para almorzar. Mi mujer me sugirió que hiciese champiñones con jamón. Dicho y hecho. Me fui al súper y compré ½ kg. Ya en casa me puse a la tarea. Esta receta da un poco de trabajo pero el resultado merece la pena. En este caso le he puesto salsa bechamel aunque, si tú no la pones también quedan perfectos. Una vez terminada mi receta nos sentamos a la mesa a degustar esta receta y, debió gustar puesto que nadie de la familia dejó nada en  el plato.
Debo decir que los champiñones tiene unas apreciables propiedades, a saber: Cada 100 gr. de esta verdura cuenta con; 33,56 kcal., 1,20 gr. de grasa, 0 colesterol, 7,90 mg. de sodio, 0,54 gr, de carbohidratos, 1,90 gr. de fibra, 0,54 gr. de azúcares, 4,25 gr. de proteínas, 4 mg. de vitamina A, 10,80 mg. de vitamina B12 y 5,30 mg. de hierro.
No detallo las propiedades del jamón serrano porque mi propósito es siempre no cansar al lector aunque, ¿quién no conoce las excelencias de este manjar? 

INGREDIENTES (Para 25 champiñones)  


Champiñones
75 gr. de jamón serrano (si es de pata negra, ni te cuento)
1 o 2 dientes de ajo 
1 cebolla pequeña o ½ grande
1 ramillete de perejil
Pimienta molida
Aceite de oliva
Sal 

 ELABORACIÓN

Empieza por lavar los champiñones a conciencia.
Despréndeles el pie a daca uno de ellos. Tirando con la mano salen fácilmente.
Al sombrero de cada uno le cortas el himenio como se ve en la imagen. Te quedará más sitio para el relleno



Ahora pica muy menudo todos los ingredientes, les pones un poco de sal y los dejas de lado.



  
Refríe por ambos lados,  ligeramente, lo que te queda de los champiñones y los pones donde hayas decidido presentarlos.







En el mismo aceite refríes el relleno (no mucho). El perejil lo pones a última hora.
Rellena los champiñones.
Haz una salsa bechamel con la que los cubrirás, Pones el queso rallado y al horno. En él los dejas sobre 10 minutos,






 Migas camperas



Migas camperas. Es este un plato que reúne bastantes  cualidades y ventajas. Se me ocurre: no es difícil de hacer, es barato (podemos aprovechar el pan que nos haya sobrado el día antes) su aporte en calorías no es muy alto, suele ser celebrado por los comensales. En ocasiones por aquí por mi tierra solemos buscar un restaurante o venta en donde las sirvan y vamos expresamente a comerlas. El pan  aporta 80 kcal. por cada 30 gr. Sabrás más sobre el pan entrando en esta página.  Al margen de las calorías que aporte o no, es un plato exquisito y que si te decides a seguir los pasos que yo te aconsejo para poner en práctica la receta que te ofrezco, verás como la familia te lo agradecerá.
Yo las hice ayer y me salieron bastante buenas aunque, en honor a la verdad, debo decir que mi familia se quejó de que las había hecho demasiado crujientes. Por eso en la receta digo “cuando las migas estén a tu gusto” y es que hay a quien les gusta algo más “crudas” de como yo las hice.
En definitiva, te animo que te pongas a la tarea, compras un pan cateto o de pueblo, por aquí le llamamos así, y ya tienes lo principal para la elaboración de tu receta. Como vas a ponerle  cariño, verás que buenas te salen.                                                 

           
          
  INGREDIENTES (Para 4  personas)

300 gr. de miga de  pan de pueblo
1 cabeza de ajos
1 pimiento rojo mediano
300 gr de panceta
2 chorizos
3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra


Haciéndose




El refrito




Presentación



ASÍ SE HACE
  1. Trocea el pimiento. Trozos no demasiado pequeños.
  2. Desmenuza el chorizo.
  3. Desgrana la cabeza de ajos y pela los dientes.
  4. Trocea la panceta
  5. Desmenuza el pan (yo me ayudo con la túrmix) ponlo en un bol y humedécelo con agua salada.
  6. En una sartén o recipiente adecuado pones el aceite y, a fuego medio refríes la panceta. Cuando la veas doradita añades el pimiento y lo sofríes  3 o 4 minutos. Pon ahora el chorizo, refríelo un par de minutos.
  7. Retira todo y en el mismo aceite refríes los dientes de ajo hasta verlos doraditos.
  8. Sobre los ajos viertes el pan. Remueve constantemente.
  9. Cuando las migas estén a tu gusto les añades todo el refrito, mezclas bien y remueve dos o tres minutos



    Tipos de Cortes de verduras y hortalizas

    A continuación se exponen los principales tipos de corte, junto a una pequeña explicación:


    Las hortalizas y verduras que utilizamos para preparar nuestras recetas, han de ser cortadas de formas diferentes según para que vayan a ser utilizadas. No es lo mismo, por ejemplo, cortar unas patatas para freír que para hacer con ellas una tortilla. Eso es obvio y lo sabe todo el mundo. Sin embargo, existen otros tipos de cortes que más abajo explico y muestro en fotografías que seguramente van a ayudarte en tu labor cuando preparas alguna  receta. 





    Mirepoix: 

    Es solo el corte en forma
    irregular de los vegetales que utilizamos para la preparación de fondos, salsas o sopas.  
    Generalmente significa picado en cuartos
    sin importar que no tengan una forma
    artística definida porque la mayor parte
    de las veces una vez cumplida su función
    de dar sabor son sacados y desechados.








    Bastón:

    Corte rectangular de 6 a 7 cm. de largo
    por 1 cm de ancho. Se utiliza
    principalmente en patatas fritas
    y en otras verduras para
    guarnición (zanahorias)
    primero de cortan rebanadas
    y luego los bastones tratando de
    que el tamaño sea uniforme













    Cascos, cuartos o gajos: 

    Generalmente se utiliza en patatas, huevos duros y tomates. Como su mismo nombre dice es cortar en cuatro trozos a lo largo. Dependiendo del tamaño del ingrediente el número de gajos puede aumentar.













    Gajos:

    Corte que se consigue cortando en cuatro seis o en octavos las verduras o las frutas de forma redondeada, o siguiendo la división natural de dicha fruta o verdura como los cítricos.











    Juliana (o Julienne): 

    Es el corte, principalmente las verduras, en tiras muy finas. Los vegetales cortados en juliana y salteados en aceite pueden servir de acompañamiento o guarnición de un gran plato.









    Brounoise (se pronuncia Brunuas)

     Se usa para la elaboración de sopas y salsas. Es el corte en dados o cubos muy pequeños de menos 3 milímetros y se utiliza generalmente en hortalizas como las cebollas, el cebollino y el ajo o en tubérculos como la patata.  








    Concassé:

    Más que un corte es una forma de preparar los tomates crudos, que han sido escalfados, pelados y sin semilla que se cortan en cubos pequeños tipo                                                                                             






    A la jardinera: 

    Es una forma de cortar vegetales como la zanahoria o la patata en bastones o tiras grandes de al menos 3 centímetros de largo.







    Château (Cható) o torneado clásico:

    Por lo general se utiliza para guarniciones de patatas, zanahorias, calabacines, etc. que una vez torneados se cuecen al dente. El método francés prescribe siete cortes. Se pueden saltear en mantequilla y espolvorear perejil picado y deshidratado.    












    Paisana:

    Son cuadrados pequeños y de diferente tamaño de vegetales que se usan para la elaboración de algunas sopas.  









     Rodajas:

    Cortes en forma de tajadas y dependiendo del alimento pueden ser redondas como en las cebollas, o sesgadas como el plátano para freír o la patata estilo Ruffles, tienen tamaños diferentes.


    Chiffonade:

    Se utiliza en los vegetales de hoja o verduras de hoja como la lechuga, las coles o los repollos, endivias, espinacas, acelgas y otras, es un corte muy fino de tiras alargadas como cabellos y se realiza enrollando la hoja muy apretada, haciendo cortes limpios y delgados. Generalmente el cortar así las hojas las usamos para ponerlas como una cama o colchón de vegetales sobre los cuales colocar alimentos asados como carnes, aves o pescados enteros, o algunos vegetales mas grandes. También para elaborar sopas y algunas otra preparaciones o ensaladas. Se diferencia de la juliana en que solo se hace con hojas y que las tiras son tan finas como cabellos.    










    Chips:

    Tajadas redondas muy finas. Generalmente se usa en patatas, batatas, plátanos, etc. El corte es más parejo y preciso si se utiliza mandolina.









    Emincé: (Emancé)

     Tiras gruesas de 1 cm. de ancho por 4 de largo aproximadamente.








    Hilo o paja:

    Primero se cortan rebanadas y luego tiras finitas.
















    Noisette: (Nuaset)

     Son pequeñas bolitas del tamaño de una avellana que se sacan empleando una cucharita especial llamada "sacabolas" o "boleador". Se utiliza para frutas y verduras.

















           
    Panadera: 

    Patata en forma redonda de 3 mm.de grosor que se emplea para freír a baja temperatura.










    Vichy: 

    Corte exclusivo de verduras alargadas, anillos de 2 a 3 mm. de grosor. Es muy importante que el tamaño sea parejo.











     Tosta de camembert y anchoas





    Esta receta que hoy traigo aquí es de esas sencillitas que cualquiera, por pocos conocimientos de cocina que tenga, puede hacer en un periquete. A la hora de poner un aperitivo y, si estas obligad@ a improvisar por cualquier causa, bien porque se presente alguien de pronto o, simplemente  por que tengas que poner algo para picar, esta tosta es una de las que no pueden faltar en tu mesa.
    Yo nunca la había hecho pero, hace unos días me la pusieron en un bar, me fijé en el queso del que se trataba, aunque puedes utilizar cualquiera de los llamados fundentes, y de seguida la hice en casa. La verdad es que gustó. La unión del queso y la anchoa produce un agradable sabor bastante grato al paladar.

    Espero te llame la atención y que la pongas en práctica.  

      INGREDIENTES (Según comensales)  

    Pan de baguette
    Queso camembert
    Anchoas 



       ELABORACIÓN

    1. Corta trozos de la baguette de unos 8 centímetros.
    2. Ahora los cortas por el centro y luego  a lo largo.
    3. Tuéstalos ligeramente.
    4. Unta cada trozo con queso camembert
    5. Pon encima del queso 2 filetes de anchoa (o los que te parezca)
    6. Pon las piezas en el horno precalentado a 180º.
    7. Los dejas allí sobre 8 minutos.