HOLA

NUEVO: ÍNDICE DE RECETAS

Hola, bienvenid@ a mi blog, pasa, en este blog de recetas seguro que encontrarás alguna que te interese. Me alegraría te sintieses cómod@ en él. Adelante, es todo tuyo.

martes, 23 de agosto de 2016

Salsa de nata a la pimienta verde

La receta que hoy traigo aquí es una de las más sencillas que se pueden confeccionar y que para acompañar a cualquier plato de carne es ideal. Se prepara en un periquete de forma fácil y sin tener que emplear, ni muchos utensilios de cocina, ni muchos ingredientes. En definitiva, que poniendo un poco de ganas te encuentras con una rica salsa que va a encantar a tu familia o a tus invitados.
Sin ir más lejos ayer llegaron a casa a comer, sin avisar, uno de mis hijos con su mujer y su prole. Saque un asado de carne que tenía congelado para una ocasión como esta, me puse a la tarea y “enjareté” esta salsa con la que se chuparon los dedos.

Como siempre cada vez que hago algo nuevo quiero compartirlo con todo el mundo. Lo hago con la intención de sugerir una receta que a lo mejor no conocías o habías olvidado. 

  INGREDIENTES

2 cucharadas de aceite de oliva.
2 cucharadas de mantequilla.
Pimienta negra molida.
1 cucharada de pimienta verde.
 ½ vaso de güisqui o brandy.
1 cubito de concentrado de carne.
400 ml. de nata de cocinar.
Sal





   ELABORACIÓN

  1. Pon a calentar en una sartén el aceite de oliva y la mantequilla.
  2. Agrega el licor y la pimienta negra.
  3. Ahora pones la pimienta verde.
  4. Pasado unos momentos pones la nata.
  5. Sobre ella desmenuza el concentrado de carne.
  6. Mézclalo todo.
  7. Cuando la nata empiece a borbotear añades la carne a la que quieras acompañar con esta salsa  y dejas hervir 10 o 15 minutos.
  8. También puedes poner la salsa en una salsera y que cada cual se sirva a su gusto.
  9. Prueba de sal y rectificas si necesario fuese. Ojo que el concentrado de carne ya lleva sal.


lunes, 15 de agosto de 2016

Champiñones rellenos de jamón serrano

Esta mañana una vez más me preguntaba qué hacer para almorzar. Mi mujer me sugirió que hiciese champiñones con jamón. Dicho y hecho. Me fui al súper y compré ½ kg. Ya en casa me puse a la tarea. Esta receta da un poco de trabajo pero el resultado merece la pena. En este caso le he puesto salsa bechamel aunque, si tú no la pones también quedan perfectos. Una vez terminada mi receta nos sentamos a la mesa a degustar esta receta y, debió gustar puesto que nadie de la familia dejó nada en  el plato.
Debo decir que los champiñones tiene unas apreciables propiedades, a saber: Cada 100 gr. de esta verdura cuenta con; 33,56 kcal., 1,20 gr. de grasa, 0 colesterol, 7,90 mg. de sodio, 0,54 gr, de carbohidratos, 1,90 gr. de fibra, 0,54 gr. de azúcares, 4,25 gr. de proteínas, 4 mg. de vitamina A, 10,80 mg. de vitamina B12 y 5,30 mg. de hierro.
No detallo las propiedades del jamón serrano porque mi propósito es siempre no cansar al lector aunque, ¿quién no conoce las excelencias de este manjar? 

INGREDIENTES (Para 25 champiñones)  


Champiñones
75 gr. de jamón serrano (si es de pata negra, ni te cuento)
1 o 2 dientes de ajo 
1 cebolla pequeña o ½ grande
1 ramillete de perejil
Pimienta molida
Aceite de oliva
Sal 

 ELABORACIÓN

Empieza por lavar los champiñones a conciencia.
Despréndeles el pie a daca uno de ellos. Tirando con la mano salen fácilmente.
Al sombrero de cada uno le cortas el himenio como se ve en la imagen. Te quedará más sitio para el relleno



Ahora pica muy menudo todos los ingredientes, les pones un poco de sal y los dejas de lado.



  
Refríe por ambos lados,  ligeramente, lo que te queda de los champiñones y los pones donde hayas decidido presentarlos.







En el mismo aceite refríes el relleno (no mucho). El perejil lo pones a última hora.
Rellena los champiñones.
Haz una salsa bechamel con la que los cubrirás, Pones el queso rallado y al horno. En él los dejas sobre 10 minutos,