HOLA

NUEVO: ÍNDICE DE RECETAS

Hola, bienvenid@ a mi blog, pasa, en este blog de recetas seguro que encontrarás alguna que te interese. Me alegraría te sintieses cómod@ en él. Adelante, es todo tuyo.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Milhojas rellenas de nata


(Dificultad: media)

La nata con la que  vamos a rellenar  ha de ser una nata firme, estable. Para conseguirlo yo he empleado uno de los numerosos trucos que existen, que es precisamente el que voy a explicar. Si quieres conocer otros entra aquí.
Para el éxito de la nata montada es importante, por un lado, que  ésta tenga algo más de un 30% de grasa (30,1),  y por otro, sácala del frigorífico cuando vayas a utilizarla.  También  es importante   que las herramientas que vas a emplear estén frías. Pon en el congelador, durante un buen rato,  las varillas y el vaso de la batidora.  
 Ahora bates la nata como de costumbre pero, en vez de añadirle azúcar granulada, añádele azúcar glas en una proporción de 80 gramos por cada 500 mililitros de nata. Para más seguridad, a tu preparado añádele una cucharada de queso cremoso tipo Philadelfia.

INGREDIENTES 

Tres hojas de hojaldre rectangular.
½ litro de nata montada consistente.
80 gr. de azúcar glas.
1 cucharada de queso tipo Philadelfia
Azúcar glas para tamizar






ASÍ SE HACE

  1. Precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Pon las tres hojas de hojaldre en él habiéndolas pinchado previamente en toda su superficie con el fin de que no suban demasiado. Estarán hechas al cabo de 10-15 minutos, en todo caso cuando veas que se doran ligeramente. Deberás darle la vuelta a la mitad de cocción.
  3. Sobre una de ellas pon nata montada. Mejor si la pones con una manga de pastelero. (Las venden de plástico desechables)
  4. Ahora sobre esta pones otra hoja de hojaldre y sobre ella extiendes más nata montada.
  5. Pon la última hoja sobre la nata.
  6. Corta los cuatro bordes del hojaldre   con el fin de mejorar el aspecto de tus milhojas.
  7. Ahora corta los trozos al tamaño que más te convenga.
  8. Por último puedes adornar la parte superior utilizando de nuevo nata.
  9. Tamiza el azúcar glas por encima de tus pasteles. (Para ello puedes utilizar un colador)


Notas: Para recortar y cortar las porciones lo ideal es hacerlo con un cuchillo eléctrico.

Si quieres que tus milhojas te salgan triangulares, utiliza el hojaldre  circular.