HOLA

NUEVO: ÍNDICE DE RECETAS

Hola, bienvenid@ a mi blog, pasa, en este blog de recetas seguro que encontrarás alguna que te interese. Me alegraría te sintieses cómod@ en él. Adelante, es todo tuyo.

jueves, 10 de abril de 2014

Caracoles en salsa

    
           A los caracoles les ocurre como a los toros, que hay quien se pirra por ellos y otros no quieren ni siquiera oír hablar de semejante cosa. Vamos que hay división de opiniones. Sea como sea en mi casa se vuelven locos por ellos y no tengo más remedio que hacerlos de vez en cuando. Verdaderamente están muy buenos de comer y, la salsa buenísima para mojar pan en ella. Tienen los caracoles un sólo problema. Que dan mucho trabajo pues, hay que lavarlos varias veces antes de cocinarlos. Si tu eres de los/as que gustan de este molusco. Toma nota de la receta.





(Dificultad: media alta)
INGREDIENTES (Para 4 -6 personas)


1 ½ Kg. de caracoles
2 tomates
2 pimientos
1 cebolla grande
5 dientes de ajo
1 puñado de almendras
1 cucharita  de colorante alimentario. (Mejor azafrán)
1 cucharita de pimentón
2 rebanadas de pan asentado
Aceite de oliva
2 guindillas
100 gr. de jamón serrano
Agua
Pimienta molida
Sal


ASÍ SE HACEN
  1. A los caracoles hay que “purgarlos” durante varios días. Para ello se empieza por lavarlos en abundante agua.
  2. Para que se limpien interiormente, una vez lavados se ponen en un recipiente con algo de  harina, que será de lo que se alimenten.
  3. Repite el lavado durante, como mínimo, 2 días más y siempre vuelve a ponerles harina.
  4. Una vez consideres que están limpios ponlos en agua a fuego lento. De esta manera quedarán con lo comestible fuera del caparazón.
  5. Cuando veas que no se mueven subes el fuego y los hierves durante 20 minutos espumando de vez en cuando.
  6. Pasado ese tiempo los apartas y reservas el agua de haberlos hervido.
  7. Para hacer la salsa utiliza el mismo recipiente en el que herviste los caracoles previamente lavado.
  8. En este recipiente   fríe los ajos, el pan y las almendras. Una vez estén fritos los apartas  y, con la misma aceite fríe la cebolla cortada  a trozos
  9. Pasados unos minutos le añades el  pimiento y el tomate  cortados de la misma manera.
  10. Una vez el refrito esté listo vierte sobre él  lo que tienes apartado y el jamón.
  11. Le pones parte  del agua de haber hervido los caracoles y  bates bien con una batidora.
  12. Ahora es el momento de poner el azafrán, el pimentón, la sal y la pimienta. 
  13. Añades los caracoles, el resto del agua de haberlos hervido y más si hiciese falta  y las guindillas.
  14. Deja hervir hasta que quede un caldo a tu gusto.
  15. Rectifica de sal.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Los comentarios dan vida a mi trabajo. Deja el tuyo por favor. Gracias.